• Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Imprimir PDF

INCUMPLIMIENTO DE ACUERDO PONE EN RIESGO LA PERVIVENCIA DE NUESTRO PUEBLO INKAL AWÁ.

 

 

El Gobierno Nacional vuelve a incumplir compromisos adquiridos dentro de la concertación del plan salvaguarda étnico Awá.

El pasado 8 de noviembre siendo horas de la mañana, el ruido de una avioneta perturbo la tranquilidad del Resguardo indígena Awá WATSALPI, el cual se encuentra ubicado en el municipio de Barbacoas, sin dar tiempo a que nuestros compañeros salgan de la zona, esta avioneta empezó a esparcir glifosato quemando los cultivos de pan coger, entre los cuales están: chiro, platano, caña, yuca, papakun, entre otros; contaminando nuestras fluentes hídricas y dejándonos expuestos al sin número de enfermedades que causan la contaminación de estos químicos.

Las aspersiones aéreas se prolongaron tanto, que el día 9 de noviembre la avioneta regreso a terminar de acabar los pocos productos que quedaban con vida dentro del resguardo, da tristeza ver como a parte de dejarnos sin nuestros alimentos propios, matan todas las riquezas que existen en nuestro territorio, hoy en día ya no podemos pescar por temor a comer peces contaminados y tomar el agua que es lo que da vida a todos los seres que habitamos las selvas Awá.

Uno de los lineamientos políticos del plan de salvaguarda étnico Awá concertado con el gobierno nacional y que reposa en el acta de los días 19 y 20 de octubre del 2011 celebrada en la ciudad de pasto, establece frente a este tema: “No se puede realizar una aspersión aérea en territorio de los resguardos indígenas, esta erradicación debe ser manual, con consulta previa en las comunidades”, lo que demuestra la doble moral que el gobierno nacional tiene.

Es importante que el gobierno nacional cumpla todos los compromisos concertados dentro de los diferentes autos y medidas cautelares que tiene nuestro pueblo Indígena, porque del no hacerlo seguiremos viéndonos sometidos al exterminio físico, cultura y espiritual de quienes habitamos el territorio Inkal Awá.

 

 

16 de noviembre 2012